S.M. La Reina Doña Letizia asiste a la presentación del informe “Tratamiento informativo de la Discapacidad: Los medios de comunicación en las redes sociales”

Foto . “© Casa de S.M. el Rey”

El acto contó con la participación de la Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, así como expertos en el tratamiento periodístico, representantes de medios de comunicación especializados y profesionales con discapacidad en áreas como el periodismo y el deporte
 El informe recomienda la necesidad de la inclusión de la discapacidad desde la riqueza de la diversidad en el sentido de tratar noticias con impacto positivo, contar mensajes de inclusión en lo cotidiano y cuidar la excepcionalidad.
S.M. La Reina Doña Letizia ha presidido la II Jornada Tratamiento Informativo de la Discapacidad en la que se ha presentado el Informe “Tratamiento Informativo de la Discapacidad: Los Medios de Comunicación en las Redes Sociales”. Al inicio del acto, se agradeció a S.M. el apoyo incansable que realiza a favor de las personas con discapacidad, lo que arrancó un aplauso espontáneo por parte de todos los asistentes a la jornada. Muestra de ello fue que al terminar el acto, S.M. La Reina Doña Letizia departió con todos los ponentes, entre los que figuraban, periodistas y deportistas con distintos tipos de discapacidad.
El informe elaborado por la consultora Autoritas Consulting, a iniciativa de la FAPE y de la Fundación A LA PAR, que trabaja por los derechos y la participación de las personas con discapacidad intelectual en nuestra sociedad, incluye una serie de recomendaciones que pueden servir de ayuda para los profesionales del periodismo y la comunicación en general, para valorar, y tomar conciencia de la importancia de emplear la terminología correcta y el uso de un lenguaje adecuado que favorezca la igualdad.
Dicho informe contiene aquellas opiniones e informaciones que los usuarios de Internet (860.000 usuarios únicos procedentes de redes sociales y 960 de medios digitales) han volcado en prensa y redes sociales acerca de temas relacionados con la discapacidad.
En el caso de la prensa destaca el respeto y el papel ejemplarizante de sus artículos que, con un enfoque mucho más informativo, se centran en comunicar a los lectores aspectos relacionados con la discapacidad como los síntomas, las causas, avances científicos, la atención médica y sanitaria que reciben las personas con discapacidad o el papel que juegan sus familias.
Este tratamiento respetuoso por parte de los medios de comunicación se aleja de lo que ocurre en las Redes Sociales, en las que, los vocablos utilizados hacen referencia directa a tipos concretos de discapacidades (autismo, asperger, epilepsia, ceguera o el Síndrome de Down) y en muchas ocasiones se utilizan de forma despectiva o descalificativa.

Según Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad “hemos de trabajar para eliminar las barreras invisibles que crean los estigmas. La imagen de los Medios de Comunicación ante la discapacidad debe ser positiva para que se consiga una igualdad real y efectiva. Los medios son un instrumento muy valioso para la inclusión de las personas con discapacidad y sirve de puente para igualar talentos y discapacidades”.
Elsa González, presidenta de la FAPE, ha puesto de manifiesto la escasez de periodistas con discapacidad que trabajan en los medios y ha destacado el papel del periodismo como servicio público, lo que supone “un compromiso para enriquecer la sociedad a través de la integración. Los periodistas tenemos una responsabilidad profesional única ante la sociedad para trasladar verdad y rigor, y hacerlo con ética”, ha dicho
La Presidenta de la FAPE ha recordado que su Federación ha asumido el compromiso de comunicar en la diversidad y mejorar la proyección social de las personas con discapacidad, y que mantiene un acuerdo con CERMI, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad. Sin olvidar que la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, el órgano ético de la FAPE, ha emitido 5 resoluciones relacionadas con este tema
“Este foro constituye una oportunidad para reflexionar sobre el papel de los periodistas en su labor de divulgación y de formación de una sociedad respetuosa, humana y activa en la convivencia”, ha concluido.
Por su parte, Almudena Martorell, presidente de la Fundación A LA PAR afirmó que “en lo que una persona puede hacer, o no hacer, influye mucho la mirada de los otros. Por eso es esencial tratar de una manera adecuada el enfoque de la discapacidad”.
En el acto también intervino Serafín Romero, presidente de la OMC, sede del acto, quien como anfitrión dio la bienvenida y se refirió a la discapacidad desde el punto de vista de la asistencia sanitaria. Afirmó que “no basta con la empatía y el afecto. Es necesario tiempo, tratamiento individualizado, formación, enfoque multidisciplinar y coordinación sanitaria” y añadió que “no dejemos a nadie, ni a ningún colectivo atrás, especialmente a los que menos tienen y más nos necesitan”.
La presentación del informe corrió a cargo de Javier Llinares, presidente de la consultora Autoritas Consulting, y Alberto Alemany, director de calidad de la Fundación A LA PAR.
En este sentido, Alberto Alemany, cree que “La utilización de un lenguaje correcto cobra especial importancia para conseguir la inclusión real de estas personas en la sociedad”. Y añade que “la identidad de todas las personas se forja en relación con los contextos que le rodean a lo largo de su vida. En consecuencia, los medios de comunicación tienen una gran influencia sobre cómo las personas con discapacidad construyen su identidad y son percibidas por la sociedad”.
Por su parte, Javier Llinares señaló que, para la elaboración de este informe, la consultora Autoritas Consulting ha llevado a cabo un “Tratamiento informativo de los medios de comunicación a la discapacidad intelectual visto en 6 meses de recuperación de todo lo publicado en las redes sociales y mediante una gestión semántica de los contenidos”.
De los resultados del informe se desprende que el tratamiento de la discapacidad por parte de la prensa está mucho más centrado en la Discapacidad Intelectual (48,25%) y Sensorial (28,43%) que en la Cognitiva (12,05%), Física (7,08%) o Psíquica (4,19%)
Así, las publicaciones recogidas en la prensa hacen referencia principalmente a aspectos como la investigación, los avances, la adaptación de lugares para personas con discapacidad, la mayor inclusión en la sociedad o la existencia de actividades y eventos deportivos para la recaudación de fondos.
Como conclusiones y recomendaciones en el trato informativo de la discapacidad, hay que destacar que somos seres relacionales. Es decir, construimos nuestro entorno en relación con los contextos y los mensajes que nos rodean. Además, hay que tener en cuenta:
 La importancia de no eclipsar a la persona detrás de su discapacidad y tratarla como una condición más.
 No equiparar enfermedad con discapacidad.
 Evitar el sensacionalismo de la discapacidad y recordar que son personas con la misma dignidad que las personas sin discapacidad.
 Es necesaria la inclusión de la discapacidad desde la riqueza de la diversidad en el sentido de tratar noticias con impacto positivo, contar mensajes de inclusión en lo cotidiano y cuidar la excepcionalidad.
 Evitar interlocutores: la persona con discapacidad se puede comunicar.

En la Mesa Redonda “El tratamiento informativo de la discapacidad en las Redes Sociales” tomaron la palabra expertos en el tratamiento periodístico, representantes de medios de comunicación especializados y profesionales con discapacidad en áreas como el periodismo y el deporte.
En este sentido, Juan Antonio Ledesma, presidente de la Comisión de Medios e Imagen Social de la discapacidad del CERMI afirmaba que “quien tiene que legitimar cual es la imagen de las personas con discapacidad, son las propias personas con discapacidad, que deben manejar las riendas de su propia vida sin paternalismos. Pero esto no lo podemos hacer sin el apoyo de los Medios de Comunicación con quienes debemos trabajar conjuntamente y ser aliados”.
Eva González y Nuria del Saz, periodistas con discapacidad, hablaron de la problemática que suscita todo lo relacionado con la discapacidad en los medios de comunicación y su influencia.
En este sentido, Eva González afirmó que “Los medios sociales dan la oportunidad de dar visibilidad a informaciones que en pocas ocasiones tienen cabida en los medios de comunicación tradicionales. Esta oportunidad debe aprovecharse con responsabilidad por instituciones, periodistas y organizaciones para difundir contenidos que normalicen la participación de las personas con discapacidad en la esfera pública. La integración total se alcanzará cuando nuestra presencia en los medios no se limite a los foros en los que se habla de discapacidad, cuando se cuente con nosotros y se nos presente como periodistas, abogados, ingenieros o profesionales de cualquier sector y se nos pregunte por nuestro trabajo, no por nuestra discapacidad”, mientras que su compañera señalaba que “Los medios deben poner el acento en la capacidad no en la dis-capacidad”
Álvaro Galán, trainer paralímpico y presidente de ASPACE Madrid destacó que “tenemos que ponernos en cuarentena, porque el hecho de que haya un porcentaje tan alto de noticias de investigación y salud relacionadas con la discapacidad, significa que aún hay desesperanza detrás. Los Medios de Comunicación no deben abordar las noticias relacionadas con la discapacidad como ‘superhéroes’, para que la persona con discapacidad no se sienta diferente”.
Dionibel Rodríguez, deportista paralímpico de la Fundación A LA PAR, reivindicó “un mayor apoyo de los Medios de Comunicación, para que muestren nuestro trabajo y esfuerzo en el ámbito deportivo. Debemos sentirnos tan valorados como un deportista sin discapacidad y que se cuenten nuestros logros y nuestra dedicación diaria”.

Puede consultarse el informe y recomendaciones en:

http://fape.es/wp-content/uploads/2018/04/Informe-Periodismo-y-Discapacidad.pdf
https://alapar.org/url_pdf/informe_II_jornada.pdf