Libro de estilo de Telemadrid

1. PRINCIPIOS DE DEONTOLOGÍA PROFESIONAL

La libertad de expresión es un derecho positivo que implica el derecho a informar y a ser informado.

El profesional de la comunicación es una pieza clave en el ejercicio de este derecho y su trabajo suele tener, en más ocasiones que las deseadas, consecuencias sociales y personales negativas.
La actividad de los profesionales de los medios de comunicación, en los países democráticos, está sometida normalmente a las leyes ordinarias. No obstante, para evitar en la medida de lo posible los abusos de los medios, se adoptan medidas de autocontrol.

Para que las medidas de autorregulación del ejercicio de la libertad de expresión y de información resultaran positivas, se requeriría un acuerdo de todos, o de la gran mayoría de los medios de información. En la práctica no es fácil conseguir este acuerdo, pero sí es positivo que los periodistas aspiren a cumplir, en beneficio del destinatario de los mensajes informativos, determinados principios éticos. Consúltese, en este sentido, el “Código Europeo de Deontología del Periodismo”, aprobado en julio de 1993 por la asamblea del Parlamento del Consejo de Europa.

En Telemadrid se deberán tener en cuenta los siguientes principios de deontología profesional, que se inspiran en los códigos ya existentes en el periodismo anglosajón Y en algunos proyectos ensayados en España y en otros países europeos.

  1. Precisión
    Telemadrid no difundirá en sus informaciones noticias inexactas, engañosas o distorsionadas. Cuando se haya difundido este tipo de noticias deberán ser corregidas lo antes posible y se presentarán disculpas a la audiencia.
  2. Réplica
    Cuando la ley lo exija o cuando existan indicios razonables de haber incurrido en errores o inexactitudes que afecten sustancialmente a la veracidad de la información, debe darse a las personas y a las instituciones la oportunidad de replicar dichas inexactitudes o errores.
  3. Información y opinión
    El periodista evitará en el ejercicio de funciones específicamente informativas la manifestación de sus opiniones personales sobre los hechos relatados. Este principio debe observarse incluso en las informaciones sobre deportes.
  4. Protagonismo
    Los redactores de Telemadrid harán todo lo posible para no erigirse en protagonistas de las informaciones sobre las que están trabajando, salvado el protagonismo propio que aporta el medio televisivo al periodista. Puede haber ocasiones excepcionales en las que el redactor sea protagonista o coprotagonista de la información.
  5. Trato de favor
    Los periodistas se abstendrán de hacer uso de su credencial para obtener trato de favor fuera del ejercicio de la profesión, y no presionarán a organismos, ni a empresas, ni a particulares para que les faciliten viajes, regalos, entradas de espectáculos, etcétera.
  6. Periodismo económico e información privilegiada
    Los periodistas no deben utilizar en su propio beneficio, aun cuando la ley no lo prohíba, las informaciones financieras que reciben anticipadamente a su difusión masiva. Lo mismo puede decirse, en general, de la información privilegiada que obtienen de su labor periodística.
  7. Compra de información
    • a) Los redactores no comprarán información. En casos especiales, en los que se trate de documentos informativos valiosos, podrán hacerlo previa consulta y permiso de la dirección.
    • b) Tampoco harán pagos, u ofertas de pagos, a testigos de alguna información, salvo en casos muy especiales si así lo requiere el interés público y siempre con el visto bueno de la dirección de Telemadrid.
    • c) En ningún caso cambiarán informaciones por el llamado pago en especie, por ejemplo, con drogas (duras, blandas, hachís, marihuana, cocaína, heroína o alucinógenos). No existe ninguna justificación para ello, ni siquiera para construir un reportaje y darle más realismo, veracidad o fuerza dramática.
  8. Intromisión en la intimidad de las personas
    • a) No es aceptable, corno principio general, la intromisión en la vida privada de las personas sin su consentimiento, aunque éstas tengan alguna consideración pública. Podrán hacerse pesquisas sobre la vida privada por razones de interés público siempre que estén referidas a la detección o revelación de delitos o faltas graves, de conductas gravemente antisociales y siempre que la protección de la salud y de la seguridad públicas lo exija. Las restricciones de intromisión en la intimidad son particularmente relevantes en la investigación sobre enfermos en hospitales o instituciones similares.
    • b) Los periodistas no deben obtener información ni grabar imágene de personas, de individuos o de propiedades privadas sin su consentimiento, ni deben continuar en las casas o seguir a los individuos cuando se les haya pedido que se marchen, excepto en los casos de reconocido interés público.
  9. Víctimas de delitos
    • a) Telemadrid debe evitar la identificación de las víctimas de agresiones sexuales o dar pistas que puedan contribuir a esa identificación. Cuando se emita algún testimonio sobre ese terna, se extremarán las medidas para que las personas no puedan ser identificadas en su aparición en televisión.
    • b) Se evitará identificar a los parientes o a los amigos de las personas condenadas o acusadas de delitos, salvo si la referencia es necesaria para completar la información.
  10. Presunción de inocencia
    • a) La presunción de inocencia debe mantenerse en favor de todapersona que no haya sido condenada mediante sentencia firme deun juez. A los detenidos deberá aplicárseles la fórmula de acusado, procesado o presunto autor de los hechos, a no ser que sea pública y notoria la autoría de un hecho culpado se haya declarado autor del delito.
    • b) El periodista deberá ser especialmente prudente en el tratamiento de las informaciones sobre suicidios. Unicamente se informará sobre suicidios cuando se trate de personas de gran relevancia o constituyan noticia de interés sociológico.
  11. Tratamiento de la información sobre niños
    • a) No debe identificarse a los niños cuando se informa sobre hechos delictivos. Nunca se identificarán los nombres de los menores de 16 años implicados en casos de delitos sexuales, ya sea como víctimas, ya como testigos o ya como acusados.
    • b) Los redactores de Telemadrid adoptarán todo tipo de precauciones (mediante la utilización de tramas o virados de imagen queimpidan su identificación) a la hora de entrevistas y de obtener imágenes de menores de 16 años en ausencia de los padres o sin el consentimiento del padre o de la madre, de ambos o, en su defecto de la persona adulta responsable del niño.
  12. Código deontológico
    • a) Los redactores de Telemadrid, además de todas las normas expuestas hasta aquí, deberán valorar como un hecho positivo y como digno de tener en cuenta para su trabajo profesional el llamado “Código deontológico”, aprobado en el 2° Congreso de Periodistas Catalanes, el 1 de noviembre de 1992.
    • b) Los redactores deben observar, entre otros, los siguientes principios deontológicos: […] (los recogidos en el Código deontológico del Colegio de Periodistas de Cataluña).

II. LA RESPONSABILIDAD DEL PERIODISTA

El periodista es el primer responsable de la calidad y de la objetividad de la información y debe esforzarse en presentar una información veraz, lo más completa posible, interesante, actual y de alta calidad.

  1. Informar contra nadie
    • a) La función del redactor no es ir en contra de alguien. Por ello, procurará desvincular del tratamiento de la noticia los prejuicios y las potenciales cuentas pendientes que pueda tener por los motivos que sean, con el entorno que rodea una información.
    • b) Los redactores de Te1emadrid no harán el vacío a un personaje, institución o empresa, sólo por el mero hecho de encontrar problemas para cubrir una información. El derecho a la información es propio del destinatario de los mensajes de los medios de comunicación.
    • c) El periodista es un intermediario. Esta intermediación será tanto más fiable cuanto más objetivo y transparente sea el instrumento que se utiliza para poner en contacto la información con la audiencia. Un medio de comunicación, público o privado, no está para que el redactor desahogue sus humores por justificados que estén.
  2. Relación de fuentes
    • a) Las informaciones que difunda Te1emadrid deberán estar comprobadas. Los rumores no son noticia. Tampoco la especulación.
    • b) Una información debe atribuirse siempre a la fuente de donde proceda, identificada con la mayor precisión posible. Quedan fuera de lugar expresiones como fuentes bien informadas o fuentes dignas de crédito, al parecer, no se descarta y similares.
    • c) Cuando no sea posible identificar la fuente por razones de secreto profesional o por circunstancias diversas, se utilizarán fórmulas que -sin citar explícitamente las fuentes- ayuden a identificadas, tales como: fuentes gubernamentales, judiciales, eclesiásticas, militares, etcétera.
    • d) Cuando se trate de comunicados oficiales que llegan a todos los medios de comunicación, se recogerá también el organismo que lo haya emitido: según Informó el ayuntamiento o tal Ministerio, etcétera.
    • e) No se utilizarán como fuentes informativas aquellas que sólo aporten opiniones (según los observadores, a juicio de analistas políticos). En estos supuestos hay que identificar a la persona o a las personas que sustentan dicha opinión.
    • f) Siempre que se recoja información textual de un periódico, revista, radio o agencia informativa, se citará la fuente de la procedencia.
    • g) El redactor respetará el compromiso con la fuente cuando le haya proporcionado información para no difundida (off the record), aunque podrá hacer pública esa información si la obtiene y verifica en otras fuentes o por otros medios.
    • h) El redactor deberá someter sus fuentes a una prueba de contraste entre todas las partes en litigio, sobre todo cuando se trate de acontecimientos y opiniones conflictivas y contradictorias.
    • i)Independientemente de la obligación de contrastar las fuentes de la información, el periodista debe ofrecer la versión de todas las partes implicadas en una noticia cuando se trata de acontecimientos y opiniones conflictivas, contradictorias o en las que existan discrepancias. Se debe aplicar en estos casos el criterio de igual trato a las partes para que todas ellas puedan ofrecer su versión de los hechos.
  3. Subsanar los errores
    • a) El redactor tiene la obligación de revisar su información, tanto en textos como en imágenes, antes de ser emitida. El primer responsable de las erratas y de las equivocaciones es el autor de la información. Quien autoriza la difusión de erratas y de errores se corresponsabiliza, igualmente, de ellos.
    • b) Telemadrid debe subsanar los errores cometidos en las informaciones lo más rápidamente posible, aunque no se haya producido ningún tipo de protesta o de reclamación por parte de las personas o de las instituciones afectadas.
  4. Plagio
    • a) No es ético apropiarse de informaciones cuya paternidad pertenece a otro medio. Cuando la información proceda de 10 publicado o emitido por un medio ajeno, se hará constar ese dato en la presentación de la noticia al público.
    • b) Está totalmente prohibido emitir imágenes conseguidas por otra cadena de televisión sin su autorización.
    • c) La emisión por otra cadena de una noticia que no ha ofrecido Telemadrid no es razón para que no se informe del mismo tema, siempre y cuando se considere importante o interesante para la audiencia propia.
    • d) Los redactores de Telemadrid se abstendrán de manipular las imágenes (en el sentido de alterar su significado) en cualesquiera de las fases de su tratamiento (grabación, edición y difusión).
    • e) También se prohíbe cualquier tipo de escenificación tendente a hacer pasar por real una situación recreada.
    • f) Nunca se hará creer que unas imágenes son en directo cuando se trata de una grabación o de imágenes de archivo.