El reportaje “Mi hija es virgen y no se prostituía, yo soy una buena madre” publicado en El Mundo, vulnera el Código Deontológico, por difundir datos personales de menores de edad en situación de desamparo.

 

La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, ha tramitado nueve resoluciones: la del delegado territorial de la Junta de Andalucía en Almería   contra el periódico El Mundo; otra presentada por Jenaro Castro, director de Informe Semanal de TVE contra Antonio García Ferreras, por los ataques emitidos en el programa “Al rojo vivo”; la queja del BBVA dirigida al diario digital “Hispanidad”; varias reclamaciones presentadas por la Asociación Víctimas de la Violencia de Género en diferentes medios de comunicación; y dos denuncias de la Fundación Secretariado Gitano contra el Periódico y RTVE.

  El delegado territorial de la Junta de Andalucía en Almería, D. José María Martín Fernández presentó una queja por el reportaje “Mi hija es virgen y no se prostituía, yo soy una buena madre, que se publicó en el suplemento Crónica de El Mundo el pasado 12 de febrero. La Comisión considera que vulnera el Código Deontológico porque “el reportaje difunde datos personales de dos menores de edad en situación de desamparo sin respetar su derecho a la intimidad, los describe de manera reconocible, abunda en detalles escabrosos y los expone al juicio público de manera innecesaria Resolución 2017/136

 S.O.S. Racismo-Bizkaiko presentó una denuncia contra El Correo por una información publicada el pasado 9 de marzo en la que según esta asociación, se atenta contra el derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen. En respuesta a esta queja, la Comisión de Arbitraje en la Resolución 2017/133  considera queEl Correo ha vulnerado el artículo 4 del Código Deontológico al no respetar el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen al publicar una fotografía y la identidad de uno de los protagonistas de la información dolosa para el protagonista”.

 La Asociación de Víctimas de la Ley de Violencia de Género (Genmad) ha presentado dos quejas, una contra LA SEXTA.es que se refiere al artículo titulado “La mitad de los juicios por violencia machista del 2016 terminaron con el agresor en la calle, la Comisión en la Resolución 2017/137  considera que, “aunque el titular objeto de la Queja es arbitrario, apresurado e inexacto, por lo que merece el reproche profesional, no alcanza a constituir una infracción del Código Deontológico”.

La otra denuncia de Genmad está dirigida a las cadenas Cuatro.com y Telecinco.es, por la publicación en sus respectivas webs, de la noticia titulada: “Absuelto después de violar y maltratar a sus hijastras durante 12 años”, publicado el 17 de Marzo, la Comisión ha dictaminado en la Resolución 2017/134 que “Se ha infringido el punto 4 del Código Deontológico sobre el derecho a la presunción de inocencia y el punto 2 sobre el respeto a la verdad informativa”.

En cuanto a la queja presentada por Jenaro Castro, director de Informe Semanal, en la que éste denuncia los graves calificativos que le dirigió Antonio García Ferreras en el programa “Al rojo vivo” de la Sexta, la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo en la Resolución 2017/131  señala lo siguiente: “La Comisión lamenta que el lenguaje crítico entre profesionales alcance esos términos afilados e hirientes. Pero al propio tiempo constata que su relevancia pública como profesional conlleva que no puedan considerarse como infracción deontológica porque siendo seriamente vejatorias y desvalorativas, expresan una acerva crítica derivada de opiniones divergentes sobre temas de actualidad. La intervención del Sr. García Ferreras molesta e hiriente para el denunciante, puede considerarse legítimamente amparada por la libertad de expresión, aunque en ella su emisión parece exteriorizar su personal menosprecio o animosidad respecto del ofendido.

Sobre la queja presentada por el BBVA por la información publicada en el periódico digital Hispanidad, la Comisión de Arbitraje, considera Resolución 2017/135 “los artículos vulneran los principios deontológicos de “búsqueda de la verdad” y “su propia versión de los hechos”. Los artículos, firmados por su editor y director, que provocan la queja del BBVA versan sobre el Presidente del banco y su jubilación preceptiva por razones de edad. La Comisión apunta en la resolución que “Algunos de los hechos que sustentan las opiniones del autor de los tres artículos no han sido ni verificados ni contrastados”.

La Fundación Secretariado Gitano presentó una queja contra El Periodico.com por lo publicado en un artículo y el editorial, por considerar que se atenta contra el derecho a la dignidad del pueblo gitano. La Comisión de Arbitraje ha resuelto en la Resolución 2017/ 139 no se ha vulnerado el artículo 7 del Código Deontológico del Periodismo, dado que no atenta contra el derecho a la dignidad del colectivo gitano, ni incita a la violencia o a prácticas humanas degradantes, ni exhibe desprecio por motivos de raza, color o religión”.

La otra denuncia se concreta en la expresión “los detenidos de etnia gitana” emitido en el Telediario de la 1 de RTVE. La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo considera en la Resolución 2017/138 que “la expresión «los detenidos de etnia gitana» en un relato informativo no constituye infracción deontológica en tanto cumple el principio de veracidad; ni de la locución ni de la imagen se desprenden elementos desvalorativos, discriminatorios, degradantes o susceptibles de incitación a la violencia”.

 Sobre la queja presentada contra La Voz de Galicia al informar sobre un altercado futbolístico tras proferirse insultos racistas y citar al árbitro del encuentro con su nombre y apellido, la Comisión de Arbitraje en la Resolución 2017/132 concluye que” La información no infringe el derecho a la privacidad ya que la identidad del árbitro de cada encuentro es pública. Tampoco se justifica la exigencia de que se suprima de la web del periódico sus datos personales, como pide el demandante ejerciendo el derecho al olvido, ya que al ajustarse a unos hechos veraces y concretos prevalece el derecho a la información.