Origen

La Comisión de Quejas y Deontología tiene su origen en la aprobación del Código Deontológico de la FAPE, durante la asamblea celebrada en Sevilla el 27 de noviembre de 1993, siendo presidente Antonio Petit. Esta es su singladura:

ASAMBLEA DE SAN SEBASTIÁN, AÑO 1997

Se aprueba el “Reglamento de la Comisión de Seguimiento del Código Deontológico”, por el que se autoriza al entonces presidente del Consejo Directivo, Jesús de la Serna, a iniciar las gestiones oportunas para crear la citada comisión, que debería estar apoyada y financiada por los medios de comunicación. A pesar de todos los esfuerzos realizados en este sentido, las negociaciones no dieron el resultado esperado y la comisión no llega a crearse.

ASAMBLEA DE LANZAROTE, AÑO 2001

Con la aprobación de los nuevos estatutos de la FAPE y bajo la presidencia de Alejandro Fernández Pombo, se crea la Secretaría de Asuntos Profesionales y Deontológicos. Antonio Mora se hace cargo de la comisión del mismo nombre.

ASAMBLEA DE ALMERIA, AÑO 2004

Con Fernando González Urbaneja como nuevo presidente de la FAPE, se aprueba la creación de un Consejo Deontológico cuya primera sesión constitutiva tuvo lugar el 17 de mayo de 2004.

ASAMBLEA DE BURGOS, AÑO 2006

Bajo La presidencia de Fernando González Urbaneja, la FAPE acuerda la modificación de sus Estatutos, creando una Comisión de Garantías y Asuntos Profesionales presidida por Antonio Mora, que entre otras funciones tiene la de actuar de enlace con la Comisión de Quejas y Deontología, nueva denominación del inicial Consejo Deontológico, cuyos principios de actuación y organización se recogen en el artículo 23 de los nuevos Estatutos de la FAPE:

Artículo 23: La Comisión de Quejas y Deontología tiene como objeto conocer y resolver las cuestiones de deontología y ética periodísticas, conforme a su propio reglamento, por iniciativa propia o a petición de la propia Federación o de cualquier ciudadano. Sus integrantes serán nombrados por la Asamblea General de la FAPE, a propuesta de la Junta Directiva, en la forma y número que reglamentariamente se determine, entre personalidades pertenecientes al periodismo, al derecho, al mundo académico o a otras actividades relevantes de la vida social.

La Comisión de Quejas y Deontología funcionará con plena independencia y autonomía competencial y de funciones, y será dotado económicamente por la Federación.

FUNDACIÓN COMISIÓN DE ARBITRAJE, QUEJAS Y DEONTOLOGÍA DEL PERIODISMO, AÑO 2111

Por iniciativa de la FAPE, bajo la presidencia de Elsa González, en julio de 2011 se constituyó la Fundación de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo. La  finalidad principal es la  de velar por la libertad de información en el ejercicio profesional del periodismo, y por el derecho de los ciudadanos a recibir informaciones veraces y opiniones éticas, salvaguardando el respeto de los derechos fundamentales.

A instancias de esta Fundación se ha promovido la adhesión  a esta Comisión de diferentes medios de comunicación. El protocolo creado al efecto ha sido firmado, hasta el momento, por más de medio centenar de medios , desde las agencias de comunicación (EFE, Servimedia, Europa Press), pasando por el Grupo Prisa, Revistas como Mundo Cristiano, El Progreso de Lugo,  Onda Jaen Radio y Televisión, medios digitales como Zoom News,  o por citar  el último,  Canal Sur de Andalucía.

Antecedentes

La experiencia de otros países ha servido de referente a los periodistas españoles a la hora de pensar en su propia autorregulación. Inglaterra fue la precursora en 1953, con la creación de un Consejo de Prensa que velaría por el correcto ejercicio de la profesión, intentando evitar así el recurso judicial. En 1991 este organismo se reconvierte. Los editores logran ponerse de acuerdo para crear la llamada Comisión de Querellas contra la Prensa (Press Complaints Comission), una institución independiente de autorregulación del sector, que atiende las reclamaciones de los lectores sobre los contenidos de los medios de comunicación escrita. Estas quejas se relacionan, generalmente, con el derecho al honor, a la privacidad y a la réplica; así como con los derechos de las minorías y de los niños, siempre de acuerdo con los criterios de un código ético que vincula al conjunto de los medios.

En 1961 se creó el Consejo de Prensa de Austria “Presserat”, promovido por las asociaciones de editores y periodistas del país. Se trata de un organismo independiente de autocontrol de la actividad periodística, basado en el respeto a la libertad de expresión y el derecho a la información.

En Finlandia existe desde 1968 El Consejo de Medios de Comunicación, “Julkisen Sanan Neuvosto” CREADO TAMBIÉN A INICIATIVA de las organizaciones de editores y periodistas. Su objetivo es el de velar por la libertad de los medios y vigilar el cumplimiento del derecho de acceso a los medios, regulado en 1999.

Por su parte, Alemania cuenta desde 1973 con un Consejo de la Prensa, “Deutscher Presserat” cuya finalidad es el desarrollo de una prensa libre, pluralista e independiente, que promueve la ética periodística, tramita las quejas de los lectores y los ampara frente a los medios. Se basa en un Código de Prensa, revisado y actualizado en mayo de 2000.

En Dinamarca, los medios de comunicación acordaron la creación de un organismo independiente de autorregulación, el Consejo de la Prensa “Pressenaevnet” cuya misión es preservar los valores cívicos y democráticos.

En Suecia existe también un Consejo de Prensa “Publicisstklubben” y un Pressombudsman que defiende los derechos democráticos de los lectores.

Asimismo, en Portugal cuentan con la “Alta Autoridade para a Comunicação Social” (AACS), órgano independiente encargado de velar por el cumplimiento del derecho a la información, la libertad de prensa y la independencia de los medios.

En 2002 nace en los Países Bajos un Consejo de la Prensa, “Raad voor de Journalistiek” (RVDJ), institución independiente, integrada por periodistas y representantes de la sociedad civil que solventa las cuestiones relacionadas con la ética de los medios, los derechos de los usuarios y el respeto a los valores democráticos.

Por último, no hay que olvidar otro importante antecedente: el Código Deontológico Europeo de la Profesión Periodística, aprobado en Estrasburgo, en 1993. Manuel Núñez Encabo (PRESIDENTE DE LA COMISIÓN 2010-2015), actuó como ponente y redactor del texto europeo.

Ya en nuestro país, el Consell de Informació de Catalunya, creado en 1996, también ha demostrado su eficacia resolviendo expedientes de todo tipo de entidades y particulares. Por su parte, los medios de comunicación españoles han puesto en marcha diversas fórmulas de autorregulación de uso interno, mediante libros de estilo, estatutos de redacción o normas de conducta.