rtve no vulneró Código deontológico de la FAPE

La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo ha resulto que rtve no vulneró el Código deontológico de la FAPE en dos reportajes emitidos el 4 de abril de 2018 en los informativos de la 1 y referidos a un nuevo trasvase entre el Tajo y el Segura.

La solicitud de intervención de dicha comisión independiente fue solicitada el 14 de abril por Félix José Calvo González, miembro de la Asociación de Prensa de Guadalajara, en representación de la Asociación de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía.

El denunciante sostenía que los reportajes infringían el Código Deontológico por basarse en unas imágenes que correspondían a 2011 cuando el embalse de Entrepeñas se encontraba al 62 por ciento de su capacidad, en contraposición al 26 por ciento de abril pasado.

El denunciante expuso que los reportajes vulneraban el artículo 2 (El primer compromiso ético del periodista es el respeto a la verdad) y el 13 (El compromiso con la búsqueda de la verdad llevará siempre al periodista a informar sólo sobre hechos de los cuales conozca su origen, sin falsificar documentos ni omitir informaciones esenciales, así como a no publicar material informativo falso, engañoso o deformado).

En sus alegaciones, RTVE consideró a la Comisión como “incompetente” para juzgar esta denuncia, al no estar dirigida contra ningún profesional concreto y al no pertenecer RTVE a la FAPE “ni haber suscrito ni aceptado el Código Deontológico”.

Sin perjuicio de lo anterior, RTVE defendió la neutralidad de las noticias emitidas en los Informativos de las 15:00 y las 21:00 y sostuvo que las imágenes del reportaje habían sido grabadas el 3 de abril, víspera de su emisión.

La resolución precisa que aun cuando RTVE no haya suscrito el Código Deontológico de la FAPE ello no puede impedir a la Comisión que acepte una denuncia ajustada a sus normas.

La Comisión concluyó que RTVE no vulneró el Código Deontológico de la FAPE, ya que el reportaje representa de manera equilibrada las opiniones a favor y en contra de los afectados por el trasvase y sus imágenes ocupan un pequeño porcentaje de su duración y no puede considerarse que manipulen  la opinión pública para situarla a favor de un trasvase que está autorizado según los criterios de la ley vigente.