La Gaceta de Salamanca no vulneró Código deontológico de la FAPE

La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo ha resuelto que La Gaceta de Salamanca no vulneró el Código Deontológico de la FAPE en una información en la que mencionó a la etnia gitana en su sección de sucesos, utilizando términos como “clanes”, “patriarcas” y “reyerta”, entre otros.

La denuncia sobre la vulneración del artículo 7 del Código (El periodista extremará su celo profesional en el respeto a los derechos de los más débiles y discriminados. Por ello debe mantener una especial sensibilidad en los casos de informaciones u opiniones de contenido eventualmente discriminatorio… Debe por ello abstenerse de aludir, de modo despectivo o con prejuicios a la raza, color, religión, origen social o sexo de una persona…) fue presentada por la Fundación Secretariado Gitano.

La denunciante expuso que en los últimos años La Gaceta viene utilizando términos inadecuados para referirse a la etnia gitana, como “clanes”, “patriarcas”, “reyerta”, “ley gitana”, “gitanos viejos de respeto”, y lo hace “de manera insistente, contribuyendo y afianzando estereotipos negativos y prejuicios hacia las personas gitanas, no sólo de Castilla y León, sino de toda España”.

La Fundación aportó como pruebas varias noticias publicadas en el mencionado diario, que declinó presentar alegaciones a la denuncia.

La Comisión afirma que si un grupo social se define a sí mismo como gitano y con orgullo lo defiende al identificarse con valores muy positivos, no podemos denunciarlo cuando a alguien de ese mismo grupo se le identifica como gitano en una circunstancia socialmente reprochable. “El uso del término gitano no es en absoluto despectivo”, añade.

La Comisión reconoce que en algunos sucesos llevar a los titulares de los periódicos la identificación de los protagonistas como gitanos, puede ser negativo para el colectivo.

“En este sentido, sería aconsejable que los medios de comunicación vigilasen más su uso y atendiesen a la sensibilidad de un grupo étnico muchas veces maltratado por los prejuicios”, añade.